El embarazo es una de las etapas que más cambios producen en la mujer, tanto emocionales como físicos. Entre estos últimos, hoy hablaremos de los pies. Y es que, en nuestras clínicas son frecuentes las consultas que nos llegan por parte de futuras mamás preocupadas por conocer qué cambios van a sufrir sus pies en el embarazo.

Los pies en el embarazo


¿Crecen los pies durante el embarazo?

Es cierto que los pies en el embarazo pueden aumentar de talla; de hecho, recientes estudios científicos publicados demuestran que hasta un 70% de las mujeres experimentan cambios permanentes en la estructura de sus pies después de tener un hijo.

Durante los últimos meses del embarazo (sobre todo durante el último trimestre) es común que las mujeres sufran retención de líquidos y, como consecuencia, sus pies se inflaman, volviéndose más voluminosos y anchos. Esto puede llegar a ser muy molesto y doloroso en algunos casos, hasta el punto de limitar la actividad física normal o el uso de ciertos calzados.

La hinchazón de pies en el embarazo es bastante frecuente, y suele desaparecer de forma casi inmediata al poco tiempo de dar a luz. Pero hay mujeres que notan que sus pies no recuperan nunca su estado original; que tienen un tamaño más grande de lo habitual.

Pero no se trata de una simple hinchazón como consecuencia de la retención de líquidos.Se trata de un crecimiento real del pie, que puede llegar a ser de entre 2 y 10 mm, lo que equivaldría a media o a una talla más, siendo mucho más incidente en el primer embarazo.


¿Por qué crecen los pies en el embarazo?

La causas de este crecimiento de los pies en el embarazo están relacionadas con dos alteraciones fundamentales que sufre el cuerpo de la mujer durante la gestación: en primer lugar, el aumento de peso y, en segundo, el incremento de algunas hormonas. En concreto, la llamada hormona relaxina, es la principal culpable de este cambio.

Pero no olvidemos el primer factor: el aumento de peso. Cuando una mujer gana peso durante el embarazo, esto recae sobre las extremidades inferiores, y favorece a que el arco del pie se extienda todavía más.

Los pies en el embarazo


Cuidados de los pies en el embarazo

  • Mantener una higiene correcta diaria de los pies
  • Hidratarlos con cremas específicas
  • Pasear por la playa
  • Evitar calzado inadecuado que provoque rozaduras o presione demasiado los dedos
  • Evitar el sedentarismo
  • Evitar tiempos prolongados de estar de pie o sentada
  • Al final del día aplicar un masaje en nuestros pies y ponerlos en alto
  • Visita a tu podólogo antes, durante y después del embarazo

Diseño de plantillas personalizadas

Para prevenir pies y tobillos hinchados, dolor en la planta del pie o en el talón, cansancio, metatarsalgia, dolores musculares en piernas, caderas o espalda, hiperpronación, juanetes, etc…te recomendamos visitarnos y realizarte un estudio de la pisada completo. A partir de este análisis, sabremos si existe algún tipo de alteración en tu forma de caminar, y nos permitirá determinar si necesitas corregir el arco longitudinal de tus pies mediante el uso de plantillas personalizadas.


“¿Estás embarazada? En Podología Deportiva Canarias podemos ayudarte, contáctanos en el 666 700 290”